CHISTES DE CONDUCTORES

chistes de conductores

Un policía de tráfico detiene conductor joven bastante desorientado:

- Buenas noches, señor. Los documentos por favor.

- Madre mía, tio... ¿Dónde estoy?

- Señor, sus documentos. ¡Por favor!

- ¡Ahh!... Tio... ¿Dónde estoy?

- Señor, ¿sabe usted quién soy yo?

- ¡Ohhh!, tio... ¿Qué está pasando aquí? Yo no sé dónde estoy y tú no sabes quien eres...

(Perico, España)

Un tipo muy sucio le explica a su amigo: 
- Yo sólo lavo el coche una vez al año. Además, lo primero que lavo siempre es la matrícula. 
- Ah sí, ¿y por qué? -le pregunta el otro. 
- ¡¡¡Para estar seguro de que es el mío!!! 
Era un tipo con un coche deportivo recién estrenado que presume delante de su colega. 
- Ven, vamos a dar un voltio...
El tipo empieza a subir marchas, primera, segunda, tercera... El otro impresionado: 
- Pues si que acelera rápido, ¡qué pasada! 
- Eso no es nada, ¡mira como pongo la R de rápido!