Chistes Amigos

Una amiga me dijo:

- Cuando veo un hombre depilado y con maquillaje siempre hago un pedo y eructo... Sólo para restablecer el equilibrio en el universo.

Salomón a David:

- David, ¡dame 100 euros un préstamo que realmente necesito!

- Solomoncito, te daré, ¿cómo qué no?, pero cuando me las devuelves?

- Sólo un mes, después te volveré no 100  a  200 euros, ¡te lo prometo, Jehová es mi testigo de que no miento!

- Bueno, estoy de acuerdo, aquí hay cinco billetes por 20 euros, ¡pero antes de que se los da, vamos a aclarar esto! ¿Tu después de un mes de donde tendrás 200 euros? ¿No es mejor que me pagues la deuda en dos pagos de 100 euros?,  una cuota ahora, que ya tienes 100 euros y los otros 100 euros a la fecha.

- Bueno, tienes razón, David, pues toma estos 100 euros y después de un mes te volveré 100 euros más.

Se han separado los dos amigos  y Salomón piensa: "¿Y qué pasó ahora?, de nuevo no tengo 100 euros y encima de eso se lo debo 100 euros!

Dos escaladores caminaban por una montaña combersando. Uno se distrae y no ve un presipisio qué estaba adelante y se cae:

- ¿Amigooo, te hisiste dañooooo?

Y callendo le rsponde:

- Todavia noooooooooo.

(Jairo, Peru)

Entre amigas:

- Bueno, ya no tengo mucha pretensión para el hombre que me casare ... Es importante que sea una buena persona, cultural, educado ... ¿Cómo crees todavía hay de estos millonarios?

- !No puedo más! - se lamenta un individuo - mi mujer me pide dinero todos los días y a todas horas.

 - ¿Y para qué lo necesita?

 - No lo sé, nunca se lo he dado.

Antonio encuentra a su amigo con un tarro de mermelada y pregunta:

 - ¿De quién es esa mermelada?

 - La mitad de mi hermano, la otra mitad mía.

 - ¿Me das un poco de la tuya?

 - No puedo, la mía es la que está en el fondo del tarro.

Un avaro dice al pastelero amigo suyo:

 - Ponga dos velitas en el pastel, que mi niña cumple tres años.

 - Querrá usted decir tres velas.

 - No, dos son suficientes, la niña todavía no sabe contar.

Un hombre le cuenta a un amigo suyo que se ha comprado un cerdo, y que vive con él en su habitación y duerme debajo de su cama. El amigo sorprendido, dice que cómo soporta el olor, y le contesta el hombre:

 - ¡No importa!, ¡que se fastidie el cerdo!

Le cuenta un cazador a un amigo:

 - Me acerqué muy despacio al león, cuando de pronto… ¡pufffffffffff!

 - Hombre, querrás decir ¡graaaaaaaaaa!

 - No, es que me lo encontré de espaldas.

Un hombre pasea con su foca por la calle y se encuentra a un amigo, que le dice:

 - ¿Qué haces con una foca por la calle?

 - Es que me la han regalado y no sé qué hacer con ella.

 - ¡Pues llévala al Zoo!

 - Ya la he llevado al cine y al Parque de Atracciones, pero nada le divierte.

Se encuentran dos catalanes, amigos biejos y le dice uno al otro:

 - Jordi, es cierto eso de que “a quien madruga Dios le ayuda” porque esta mañana me he encontrado cincuenta euros en el metro.

Jordi contesta:

 - Sí, pero madrugó más el que los perdió.

Un psiquiatra se encuentra con un compañero de profesión y le comenta:

 - Hoy ha venido a verme un paciente que creía que se había tragado un teléfono…

 - ¿Y tú le has podido quitar esa manía?

 - No, no, se la quitaré mañana.

 - ¿Y por qué mañana?

 - ¡Porque hoy tenía una llamada importante!

- Hola, Juan, ¿cómo estás? ¿Has pasado el verano en aquel bonito hotel de Miami que vimos en el folleto?

 - Sí, sí, he estado dos meses.

 - ¿Dos meses?

 - Sí, una semana de vacaciones, y el resto de tiempo lavando platos para pagar la cuenta.

- Cuando hablo, la gente me escucha con la boca abierta.

 - Usted debe de ser un orador muy elocuente.

 - No, soy dentista.

1 + 2 - 3

Pagina 1