CHISTES DE GITANOS

Un gitano está de vuelta después de dos años de trabajo en el extranjero y encuentra su mujer embarazada.

-¿De quien estas embarazada?-preguntó el gitano y empieza a pegarla.........

- De tu retrato en la pared me quedó embarazada- respondió rugiendo la gitana.

El gitano se calmó y se fue al patio a fumar, después un poco entra a la casa furioso y comenzó a pegarla otra vez y grita:

- Desde mi retrato dices, pero allí estoy hasta la cintura…

Estaba el gitano Manué hablando con su compadre Rafaé y le dice:
- A mi  me gustan toa la palabra que acaban con la letra R. Mira tú el comeR, el bebeR, el joeR, el sisaR, el nadaR en la picina, cómo puévé que tó lo que acaba en R é bueno.
Compadre dice:

- Rafaé, ¿y trabajar también te gusta?

- ¡No, trabajaL no me gusta!

Una gitanilla pide limosna a una señora que muy duramente le dice:

 - Es una vergüenza, en lugar de estar aquí deberías ir a la escuela.

Y la gitanilla:

 - He estado en la escuela, pero sólo había niños, ¡no he conseguido ni un duro!

Un gitano en la farmacia:

- ¿Me da ácido acetilsalicílico DCI excipiente C S?

- Oiga, eso es una vulgar aspirina.

- ¡Es que nunca me acuerdo del nombre!

- ¡Oye! ¿Qué hora es?

- Son las doce.

- ¡Qué tarde!

- Haberme preguntado antes.

Un guitano por la calle ofrece un reloj a un transeúnte y éste pregunta:

 - ¿Qué tal es?

 - De primera calidad.

 - ¿Y qué marca?

 - ¡Las horas, como todos!

Va una gitana al médico y le pregunta:

 - Doctor, qué me dijo: ¿Piscis o Géminis?

 - ¡Cáncer, mujer, cáncer! - contesta el médico.

Un Gitano va a la oficina de empleo:
- Buenos días,  quiero inmediatamente comenzó a trabajar.
- Muy bien, señor. Tenemos un puesto vacante de director ejecutivo en una empresa multinacional. Su salario será de 200.000 €. Usted tendrá su propia limusina con chofer personal guardaespaldas y dos asistentes.
- Pero, usted esta bromeando!
- Bueno - dijo la mujer de  la oficina de empleo -, usted era primero.

Un gitano y una gitana esperan el autobús a la parada. El autobús llega a la parada y el gitano le pidió al conductor :
- ¿Amigo, para las flores tenemos que comprar billetes?
- Para Las flores no se paga. - el conductor responde.
El gitano se sube  y dice:
- Azucena, súbete, por ti no quiere dinero.

Dos prostitutas guitanas están hablando:

- ¿Cuando hiciste sexo por primera vez era por dinero o por amor?

- Bueno, era amor, ¿cinco euros no son dinero. . .?

Un gitano muere y va al cielo... Dios le mira sonriendo y dice:

- Ahora te voy a dar un par de alas!

- ¿En serio? ¿Seria un ángel?

- No, hijo, ¡serás murciélago!

Un gitano va al cielo y le recibe en la puerta San Pedro y le pregunta:

- ¿Quién es usted?

El gitano respondió:

- Leonardo DiCaprio.

Entonces San Pedro saca su móvil y llama a Dios:

- Dios, el Titanic se hundió o se quemó?